13 noviembre 2008

A TODOS LOS PADRES CON HIJOS ADOLESCENTES


GRACIAS POR VUESTRA CONFIANZA


Ésta entrada, va dedicada especialmente a todos los padres que preocupados por el bienestar de su hijo o hija, bien acompañan a sus hijos para hacerse su primer piercing, o en caso de no poder hacerlo por motivos laborales, se preocupan en firmarles la autorización que disponemos para ello.





Su mamá la llamó Reina Mora

En ambos casos, el interés al preguntar cómo debe llevarse el proceso de curación, es muy importante no sólo para los padres, si no también para nosotros, ya que muestra la confianza puesta en nuestra forma de trabajar.
No tienen temor a preguntar y nosotros no tememos a que nos pregunten.
Sabemos qué responder. De forma sencilla, sin rodeos y sin titubear.

Agradecer a todos esos padres, los cuales algunos de ellos, después de haber puesto a su hijo o hija en nuestras manos, nos han desvelado que eran médicos, enfermeras, cirujanos, dentistas....  lo cual me llena personalmente de satisfacción, ya que la forma de tratar a nuestros clientes es para todos la misma, y no va condicionada en saber si el padre o madre se dedica a una de las ramas sanitarias. 
Y ellos han comprobado que la normativa higiénico sanitaria la estamos cumpliendo. 
Como igual preguntan  otros padres que no se dedican a tales ramas sanitarias.

Y más satisfecha aún, cuando algunos de ellos, después de haber "adornado" el cuerpo de su hijo o hija, me dicen: --"Pues oye, ¿qué no me pondrás a mí también un piercing?"
 ¡Venga... -- les contesto -- ahora mismo! 
Y en algunos casos, ¡¡ ha experimentado igual que el hijo o hija lo que supone perforarse!!

Gracias de nuevo a todos vosotros, padres y madres.

Vuestros hijos confían en vosotros para ese momento tan importante, 
y por eso os piden bien que les acompañéis o que les autoricéis. 
Y eso es admirable. 







1 comentario:

Facundo dijo...

Hola mamapato, gracias por pasear por mi blog juro que anteriormente he pasado para darte las gracias pro no encontraba un espacio para hacerlo... va nada...
Que bueno que reconozcas aquellos padres que ejercen con amor su paternidad acompañando las desiciones de sus hijos. Un saludo.

Facundo